08 abril 2008

Olvido García Valdés

Poema sin título del libro "Y todos estábamos vivos"
--------------
Juntas en la cocina sin apenas
hablar, un lugar no exclusivo
de mujeres, que sigue al parecer
siendo exclusivo. Casi nada en común,
salvo contradicciones que sujetan
y asemejan. Nos enmarca este espacio
al que creemos ya no pertenecer. De ellos
el mundo y la sala grande, conversación
de lengua reductora, el chiste sexual,
la perspectiva hollada, cierto
poder, risas, el mundo. Al mundo
salgo, que es único consuelo, campos
y árboles hoy que es mayo, y la savia
estalla verde y varón según la lengua,
el mundo que consuela y el que no,
ajenos ambos hoy a mí, que camino
con daño en lo ajeno que la vida deja.
*
---------------------------------------------------
Comentario: Compré, hace mucho, un volumen de poemas de O. García Valdés y había leído las traducciones, en colaboración con M. Zgustova, de dos poetas rusas que admiro mucho: A. Ajmatova y M. Tsvetaieva. El libro me gustó, pero no llegó a calarme. Hace poco encontré esta nueva obra, que ha merecido el Premio Nacional de Poesía 2007, le di un vistazo y me lo traje. Tenía "algo". Esa sensación de no equivocarme si lo compraba. Aún no sé muy bien que es ese "algo", pero estoy en ello y cuando lo sepa, vuelvo y os lo cuento. Es que acabo de empezar a leerlo en serio y no me ha dado tiempo de enterarme más :)

6 comentarios:

FRAC dijo...

No conozco la obra de Olvido García Valdés. O sea que no opinaré. Pero sí quiero decir algo que me viene a la cabeza después de leer el poema. Precisamente hoy en España el tema de géneros es candente, puesto que por primera vez habrá en el Gobiermo más mujeres que varones.
No estoy de acuerdo en que nuestro lugar sigue siendo la cocina. Aunque si, que el chiste sexual es de ellos, y también algunos privilegios vergonzosos, como una mejor remuneración económica por el mismo trabajo.
En fin, hay lo que hay. O lo que entre todos permitimos que haya.

Una abraçada.

Imagine Photographers dijo...

Je...pues no no le conozco pero no es extraño:). Pero aparte de eso, se me ha hecho un poco dificil algún momento de la lectura.
He leido el post de frac y tengo mis discrepancias sobre el tema. El asuntito de los ministros-as creo que es mas un golpe de efecto y táctica del govierno, sobre todo la ministra de defensa y en cuanto a la remuneración salarial, se de alguna empresa controlada por mujeres que aplica el mismo criterio y en talleres que todo son hombres también lo he observado, creo que la diferencía de género como de clase, siempre ha sido el poder el que marca diferencias sea este hombre o mujer....bueno ahora no me lapideis eh!.
Mols petons i abraçades, franki

Trenzas dijo...

Frac: Hay bastantes poemas de este tono en el volumen. No todos del mismo tema, pero sí que hay una cierta ¿decepción, amargura? en muchos de ellos. He leído algo por ahí sobre ella, y parece que también ha pasado por alguna experiencia similar a la nuestra. Al borde del precipicio. De ahí sale el título del libro. Una constatación de supervivencia; mirar una foto y ver que aún seguimos todos en este mundo.
Aumentar la presencia de mujeres en el gobierno será uan buena política, que compartiré si son eficientes. Desde luego que abogo por la igualdad, pero hay algunas cosillas en las que cada sexo seguirá teniendo el mismo papel, nos guste o no. El chiste será suyo y la cocina nuestra, aunque nosotras contemos alguno subido de tono y ellos guisen de maravilla.
En fin...
Abraçades i petons, bonica.

Trenzas dijo...

Imagine Frankie: Nada de lapidaciones, chico :)
Yo estoy de acuerdo. Política es la aplabra. No es que dude de que tengamos mujeres preparadas para cualquier cargo. De lo que dudo es del criterio conque se repartan carteras ministeriales. De hecho, ha sido bastante deplorable el papel de algunas del anterior gabinete. Mismas capacidades, mismos cargos, de acuerdo. Menos capacidad en aras de una imagen, ni hablar. De hecho es el mayor problema que veo ahora mismo. Poca entidad política, en ambos sexos, en el gabinete ministerial.
Poco a poco se van arreglando algunas cosas. Donde yo trabajo, a igual responsabilidad, igual salario, pero como trabajamos para el Ministerio de Defensa, supongo que no pueden hacer otra cosa :)
Desde luego que, ahora mismo, el poder es el que puede, y debe, acabar con las diferencias en las materias que le competen.
Y a pesar de ello, dudo mucho que, alguna vez, se consiga :(
Moltes abraçades, Franki.

FRAC dijo...

Tal vez, y solo tal vez, se podía prever a priori algo de lo que había en ese precipicio... ¡letras!
Sí, esto es lo que había: letras - palabras - frases - textos breves y no tan breves - algún que otro poema...
...y unas incontenibles ganas de expresarlo todo por escrito.
Y esto se reducía luego a una cuestión de tiempo; el necesario para asumir la sensación de vértigo, o la certeza de disponer de una segunda oportunidad en la vida.

Un petó.

(Por mi parte, soy incapaz de lapidar a alguien que expresa una opinión. Un saludo a Franki)

Trenzas dijo...

Frac: Muy cierto. De hecho, fue lo primero que hice cuando me dieron la noticia. Y eso que hacía mucho que había dejado de escribir en los diarios. Los retomé para la ocasión.
Dejarlo dicho y por escrito, es uan excelente terapia. Te han hecho papilla, la vida se te ha ido al garete, no sabes que hacer con "eso" que es totalmente nuevo e inesperado y estás tan confusa, que debes escribirlo para entenderlo. Tú, más tarde, por "problemas técnicos" :)
tenemos que verbalizar de una u otra forma para entender lo que pasa o pasó.
Palabras y segundas oportunidades.
Dos bendiciones.
I molts petons, que ajudan.