05 enero 2009

Dai Sijie

Balzac y la joven costurera china
--------------------
Capítulo 1. Fragmento.
-----------------------------------
El jefe del pueblo, un hombre de cincuenta años, estaba sentado con las piernas cruzadas en medio de la estancia, cerca del carbón que ardía en un hogar excavado en la propia tierra; inspeccionaba mi violín. En el equipaje de los dos "muchachos de ciudad" que éramos para él Luo y yo, era el único objeto que parecía emanar cierto sabor extranjero, un olor a civilización capaz de despertar las sospechas de los aldeanos.
Un campesino se acercó con una lámpara de petróleo para facilitar la identificación del objeto. El jefe levantó verticalmente el violín y examinó las negras efes de la caja, como un aduanero minucioso que buscara droga. Advertí tres gotas de sangre en su ojo izquierdo, una grande y dos pequeñas, todas del mismo color rojo vivo.
Luego, alzó el instrumento a la altura de sus ojos y lo sacudió con frenesí, como si aguardara que algo cayese del oscuro fondo de la caja de resonancia. Tuve la impresión de que las cuerdas iban a romperse de pronto y los puentes, a saltar en pedazos.
Casi toda la aldea estaba allí, bajo el tejado de aquella casa sobre pilotes perdida en la cima de la montaña. Hombres, mujeres y niños rebullían en su interior, se agarraban a las ventanas, se apretujaban ante la puerta. Como nada caía del instrumento, el jefe aproximó la nariz al agujero negro y lo olisqueó un buen rato. Varios pelos gruesos, largos y sucios que sobresalían del orificio izquierdo comenzaron a temblequear. Y seguían sin aparecer nuevos indicios.
Hizo correr sus callosos dedos por una cuerda, luego por otra... La resonancia de un sonido desconocido dejó petrificada de inmediato, a la multitud, como si aquella vibración la forzara a una actitud casi respetuosa.
-Es un juguete -dijo el jefe con solemnidad.
--------------------------------------------------
Comentario: En parte autobiográfica, la novela narra las peripecias de dos adolescentes chinos que, una vez acabados los estudios, se ven obligados, cumpliendo el mandato de Mao Zedong, a marcharse a una aldea perdida cerca del Tibet, para ser "reeducados". Aunque muy diferentes en su argumento, me recuerda mucho a otra obra asiática, en lo que se refiere a la vida campesina y su choque con la civilización. Dejé un fragmento aquí:
Esta de hoy, ambientada 30 años después, tiene también un fondo tierno e inocente, a pesar de que las circunstancias que nos presenta son de una dureza extrema; la vida de los campesinos, el alejamiento de los jóvenes de su entorno natural, las carencias resultantes de todo ello, etcétera.
Y es una novela preciosa.
El autor: Dai Sijie, nació en 1954 en China. Tal y cómo se dice en el libro, entre 1971-74 fue enviado a "reeducarse" a una aldea cerca de la frontera con el Tíbet. Más tarde logró una plaza universitaria y cursó Historia del Arte. Ganó una beca que le permitió estudiar en Francia donde descubre el cine eurpeo y queda impresionado con la obra de Buñuel. Ha realizado tres largometrajes y ha escrito, al menos, otra novela, también publicada por "Quinteto" Anagrama; " El complejo de Di"

8 comentarios:

fractal dijo...

Una soberbia "presa"...

Dai Sijie, otro nombre de autor con sonoridad para el deleite. Su biografía se podría comparar a la de Gao Xingjian, en varios puntos. Tal vez también los textos, por lo que intuyo al leer tu post. De todos modos, es arriesgada mi opinión, porque no he leído nada del autor que traes hoy.
Creo que de esta novela se hizo una versión para el cine, ¿has visto la película?

Siempre suena un poco sospechosa la palabra "reeducar", ¿no crees?

El patio cuelga por primera vez la etiqueta de China, y me llama la atención.
En fin, una imagen muy gráfica la del hombre zarandeándo el violín.

Trenzas dijo...

Fractal: Gao es asignatura pendiente. Lo apunto para pedirlo en la biblioteca.
Sí, hay película pero no la he visto y seguro que es buena, porque al ser el mismo Sijie cineasta, fijo que no se dejó mangonear con el guión, ni con la estructura.
Absolutamente sospechosa en este contexto :)
También me llamó la atención en esta novela, al compararla con "La presa", lo muy parecidas que son, o eran, las culturas campesinas de Japçon y China. Las casas comunales, el jefe del pueblo, que depende de otro jefe de un pueblo un poco más grande, que depende de otro jefe, un poco más..., etc.
Eso; que son dos buenas y cortas propuestas de lectura.
¡Uy, que idea me está entrando por los ojos...!
Nada, nada; voy a madurarla.
:)
Abraçades i petons, nena.

MentesSueltas dijo...

Trenzas, me apasionan estas historias, me resultan misteriosas, poderosas y movilizadoras. Gracias por compartirla, seguiré leyendo algo más sobre él.

Un abrazo
MentesSueltas

Trenzas dijo...

Mentes Sueltas: El poder y la magia de Oriente ¿no es verdad?
Se conserva en estos escritores que, aún habiéndose formado, casi del todo, en Europa, conservan ese toque tan personal.
Abrazos fuertes, amigo.

La pistola de Larra dijo...

Pues no sabía lo de las películas, lo miraré.
La leí también, dio la casualidad de que me la regalaron dos veces, --cosas-- en poco tiempo, así que también la regalé yo. Me pareció una novela iniciática con contenido social interesante. La pena de estas novelas en no poder ni soñar en que un día podría leerlas en su lengua. Pero bueno, hay tanto por leer.

Muchos besos, hermosísima. En una buena parte de mi biblioteca coincidimos. Olé.

Trenzas dijo...

Pilar M. Clares: Ya puedo confirmarte que sí hay una película, porque ha resultado que la tengo, aunque no me ha dado tiempo de verla :)
Los problemas derivados de que el día solo tenga 24 horas son infinitos.
A mí me gustó mucho esa parte iniciática que nombras. Me sonó a "Botchan" a "Guardián entre el centeno" y otras similares en que los adolescentes se ven envueltos, y revueltos, con modos y mundos que no saben muy bien cómo tomarse.
Mejor coincidir ¿no?
:)
Abrazos fuertes, Pilar

Imagine Photographers dijo...

Me ha gustado mucho este fragmento, lo he leido con verdadero placer y curiosidad, no creo que vaya a leer el libro, aunque me gustaría, pero si que intentare localizar la película. ¿Con que nombre esta comercializada ?
Petonets bonica :)
Franki

Trenzas dijo...

Imagine: La película tiene el mismo nombre. Fue seleccionada para el festival de Cannes y nominada a los Globos de Oro, así que la calidad está casi garantizada ¿no? :)
La tengo aquí, pero eso.., que no me da la vida para todo. Pero intentaré a hacer un hueco, porque ahora que sé que lleva en las estanterías un montón de tiempo, me ha entrado la curiosidad :)
Si la ves antes, me comentas ¿ok?
Moltes abraçades i petons, estimat Franki.