07 marzo 2009

Ernest Hemingway

Consejos para escritores
-------------
Escribe frases breves. Comienza siempre con una oración corta. Utiliza un inglés vigoroso. Sé positivo, no negativo.
La jerga que adoptes debe ser reciente, de lo contrario no sirve.
Evita el uso de adjetivos, especialmente los extravagantes como "espléndido, grande, magnífico, suntuoso".
Nadie que tenga un cierto ingenio, que sienta y escriba con sinceridad acerca de las cosas que desea decir, puede escribir mal si se atiene a estas reglas.
Para escribir me retrotraigo a la antigua desolación del cuarto de hotel en el que empecé a escribir. Dile a todo el mundo que vives en un hotel y hospédate en otro. Cuando te localicen, múdate al campo. Cuando te localicen en el campo, múdate a otra parte. Trabaja todo el día hasta que estés tan agotado que todo el ejercicio que puedas enfrentar sea leer los diarios. Entonces come, juega tenis, nada, o realiza alguna labor que te atonte sólo para mantener tu intestino en movimiento, y al día siguiente vuelve a escribir.
Los escritores deberían trabajar solos. Deberían verse sólo una vez terminadas sus obras, y aun entonces, no con demasiada frecuencia. Si no, se vuelven como los escritores de Nueva York. Como lombrices de tierra dentro de una botella, tratando de nutrirse a partir del contacto entre ellos y de la botella. A veces la botella tiene forma artística, a veces económica, a veces económico-religiosa. Pero una vez que están en la botella, se quedan allí. Se sienten solos afuera de la botella. No quieren sentirse solos. Les da miedo estar solos en sus creencias...
A veces, cuando me resulta difícil escribir, leo mis propios libros para levantarme el ánimo, y después recuerdo que siempre me resultó difícil y a veces casi imposible escribirlos.
Un escritor, si sirve para algo, no describe. Inventa o construye a partir del conocimiento personal o impersonal.
-----------------------------------------------------------------------
Comentario: Hace mucho desde la última "Fórmula Magistral", así que ya tocaba volver a consultar a un maestro. Ningún consejo es malo, aunque sí es posible que no sea el que nos saque de un apuro puntual. No obstante, vale la pena tenerlos en cuenta para futuras situaciones.
Todos los bloggers escribimos y si bien nuestras motivaciones y objetivos pueden ser muy diferentes, aprender cómo explicarnos mejor no puede ser malo :)
Me ha llamado la atención la metáfora de los escritores "embotellados" Siendo un poco cruel (o un mucho), diría que alejarse de las botellas, le resultaba muy difícil. O tal vez fue una pequeña traición de su inconsciente...
.

8 comentarios:

Mar dijo...

Gracias por recordarme sus palabras. Siempre es bello leerlo.
Siempre.

(Respecto de tu comentario al pie bien, entiendo lo de "embotellados al estilo neyorquino, él lo detestaba.
No es lo mismo que el alcohol del escritor en soledad.
O mira a la Plath, no menos.)

Besos mi preciosa, y perdona la ausencia, "liada" por trabajo es poco.

Un carro de deliciosas

Imagine Photographers dijo...

Bueno, aunque siempre es bueno leer consejos:) ...nunca se sabe si algun dia nos serviran.
Con respecto a la botella, supongo que es darle vueltas y vueltas a las mismas cosas sin salirse del mundito que se han creado....no, se
Una abraçada molt forta amiga
Franki

fractal dijo...

Sí, es posible que la mejor fórmula para escribir pase por este aislarse de todo y sólo respirar el aire del relato: su aroma, la humedad de su condensación, los aros de humo elevándose...

Alivia un poco leer que los escritores consagrados sudaron y desfallecieron, y en algún momento casi abandonaron.
Me gusta la noción final del post: construir a partir del conocimiento.

Bueno, pues eso. Ahora ya no podemos decir que nadie nos lo contó. Apa, una abraçada.

Trenzas dijo...

Mar: Siempre interesante, en efecto.
Entiendo la metáfora, pero se me ocurrió que un no bebedor, tal vez hubiera pensado otra: "Estar encajonados", por ejemplo :)
¡Silvia Plath...! Otro caso sangrante. Y mucho más joven.
Tranquila; aquí sólo venimos cuando nuestro tiempo en la vida real, nos lo permite.
Un abrazo enorme y muchas manzanas.

Trenzas dijo...

Imagine Franki: Siempre me quedo con algo de estos consejos de escritores. Y se puede ir constatando que casi todos los maestros tienen unos cuantos muy parecidos. Eso nos da ideas acerca de lo que es más aconsejable, aunque luego cada uno tirará por donde más le convenga o le guste.
Es que Hemingway bebía como una esponja. Por eso pensé que había pensado en el "embotellamiento"
:)
Moltes i fortes abraçades, Franki

Trenzas dijo...

Fractal: Los consejos son buenos, a pesar de que no le funcionarán igual a todo el mundo.
Escribir a partir del conocimiento, ya sabemos que es bueno. Y lo que no sabemos tenemos que investigarlo hasta aprenderlo, si queremos que todo "suene" como vivido por el novelista.
Sí que consuela que los grandes tuvieran que sudar :DDD
Eso da ánimos.
Moltes abraçades, nena.

Pilar dijo...

Esa nota sobre la descipción es algo cruel, pero creo entenderla: muchos ymuchas creyeron que con una página de florida descripción se salva un capítulo. Y lo importante es contar, el hecho narrativo de contar algo es suficiente. Gracias por el texto.

Trenzas dijo...

Pilar: Es una opinión muy generalizada entre muchos escritores, que opinan que "describir no es escribir"
Yo estoy bastante de acuerdo, sin dejar de reconocer que muchas veces la descripción es importante, pero sin rebasar unos ciertos límites; esos que no dan opción al lector para imaginar; para "escribir" su propio libro en la imaginación.
Quizás nos damos cuenta de ello cuando leemos una novela del siglo XIX, y encontramos un tanto pesado lo prolijo de sus descrpciones.
Pero bueno..., para gustos hay colores ¿no?
:)
Abrazos fuertes, Pilar.