07 mayo 2009

Arturo Pérez-Reverte

Cabo Trafalgar
-----------------
1. La balandra Incertain
----------------------------------
El teniente de navío Louis Quelennec, de la Marina Imperial francesa, está a punto de figurar en los libros de Historia y en este relato, pero no lo sabe. De lo contrario, sus primeras palabras al amanecer el 29 de vendimiario del año XIV, o sea, el 21 de octubre de 1805, habrían sido otras.
-Hijos de la gran puta.
La cubierta mojada de la Incertain se balancea bajo sus pies en la marejadilla, unas treinta millas al sudoeste de Cádiz. Poco más o menos. Comparada con la que va a caer de aquí a nada, la Incertain es una piltrafa náutica: una balandra de dieciséis cañones. Los ingleses la llaman cúter: cortador. Pero ya se sabe que los ingleses siempre fueron en exceso tajantes para sus cosas. Mejor balandra. Y encima, volviendo a lo de los cañones que artilla Quelennec, a su balandra, o cúter, o como se diga, la han aligerado de cuatro para que navegue más veloz. Aún así, la embarcación parece arrastrarse entre la niebla que gotea humedad por la jarcia y los puños de las velas. Cric, croc. Crujiendo al balancearse de banda a banda, como si gimieran sus cuadernas doloridas. Apenas hay viento, y sólo una brisa leve hincha a ratos las lonas que cuelgan como ropa sucia del palo y los estays, o agita la bandera mercante portuguesa izada en el pico de la cangreja. La pirula de la bandera es normal. En el mar todos juegan sucio y mienten como bellacos.
-Hijos de la gran puta - repite el comandante.
Lo repite en francés, naturalmente. Fils de la grande putain, o algo así, pero se le entiende. El timonel y el piloto, que están detrás, junto a la bitácora, se miran sin decir ni pío. El ayudante del piloto, que también está cerca, no se entera de nada porque es español. Como era de esperar se llama Manolo y es bajito, moreno, con una sola ceja negra. De Conil de la Frontera, por más señas. Provincia de Cádiz, o sea, de allí mismo. Por eso lo han embarcado de ayudante sin preguntarle lo que opina al respecto. Por la cara. Manuel Correjuevos Sánchez, patrón de pesca, contrabandista, padre de familia. Lo típico. Para los gabachos, Manoló Coguegüevos. Cada vez que oye a uno de éstos llamarlo por su apellido, al ayudante del piloto le sienta como una patada en los mismos.
-Llámeme Manolo, zi no le importa. Mezié.
-----------------------------------------------------------------------------------------
Comentario: Con su conocido estilo y rigor histórico Pérez-Reverte nos pone en medio de la batalla de Trafalgar para que suframos con los marinos que allí dejaron sus vidas, puestas en incompetentes manos.
En Trafalgar murieron muchos héroes, algunos recordados y otros olvidados. A todos ellos se rinde homenaje, junto a sus barcos. El libro tiene algunos diagramas sobre la situación de los barcos en diferentes horas y puntos de la batalla y una relación de los navíos aliados contra los ingleses (franceses y españoles) con el nombre de su capitán y la suerte que corrieron unos y otros.
El libro que más me ha gustado de éste autor, si exceptuamos " La sombra del águila".

16 comentarios:

Anónimo dijo...

como siempre, este tampoco lo he leido, aunque eso si el autor lo conozco:). El escrito, me resulta muy ameno y divertido, y si además la novela tiene rigor histórico, es un buen motivo para intentar leerlo sin sin riesgo de morir en el intento:). Es bueno reir un rato y a la vez aprender alguna cosilla:)
una abraçada molt forta, Franki

Trenzas dijo...

Franki: Pues anímate porque, de seguro, éste lo disfrutarías :)
Y conociendo ya el estilo del escritor, con mayor motivo. Hay muchos términos marinos; mucha jarcia, mucha cangreja, mucho babor y estribor, pero se entiende absolutamente todo y los personajes son una filigrana.
Ya me dirás, si lo encuentras.
Abraçada molt gran, amic.

fractal dijo...

De Pérez-Reverte leí La reina del Sur, de un tirón. Me atrapó la historia, y ya no solté el libro hasta el final.


Bon dia tinguis!

Mar dijo...

Se agradece. Es una de esas personas que conozco por estar ligadas a la Comunicación Social, pero reconozco, no me he sumergido en su literatura.

Es que a veces........ el tiempo XD!
no te alcanza la vida!!!!

Un carro de besos, bella mujer

Trenzas dijo...

Fractal: Pues esa no la he leído :)
Tengo bastantes cosas de P. Reverte, que voy comprando por aquello de....
Pero en realidad sóo he disfrutado, de lo leído, de su recopilación de artículos y de los dos que nombro aquí. Lo de Alatriste y todo eso, ya me gusta mucho menos.
Bon día, bonica...!

Trenzas dijo...

Mar: Eso que decimos siempre; para todo es imposible tener tiempo.
:)
Esta obra me llamó mucho la atención por ser una parte tan importante de la historia de España y de nuestras desgracias con las Armadas :DDD
Tampoco es que te pierdas un Nobel, aunque tal y cómo, a veces, los conceden, tampoco es que llegara a asombrarme que se lo concedieran pasado mañana :)
Muchos abrazos y manzanas, preciosa...!

Elèna Casero dijo...

El que más me gusto fue "El maestro de esgrima". Pero éste no lo he leído

Besos

fractal dijo...

Ahora recuerdo que también he leído Un pintor de batallas. El estilo narrativo en esta novela es tan diferente al habitual de P-R, -¿cómo si buscara reinventarse?- que no me parecía estar leyendo un relato suyo.
En cuanto a los artículos, he leído algunos: interesantes, pero me da la impresión de que a veces se pone demasiado afilado...

com anem?

Ricardo Guadalupe dijo...

Hola Trenzas, a mí el libro que más me gustó de él fue La tabla de Flandes, para mí la mejor novela que se ha escrito en torno al ajedrez. Además, por entonces estaba yo en un club de ajedrez y varios compañeros la leímos a la vez para dar con el asesino, jugando una partida al revés partiendo de la posición que planteaba Pérez-Reverte y que estaba pintada en la tabla de marras.

Después le seguí leyendo en El club Dumas y El capitán Alatriste, pero ya me gustó menos y desconecté de él. Tomo nota de tu recomenación para volver a leerle en Cabo Trafalgar.

Un abrazo, hacedora de lecturas :-)

Pilar dijo...

toc toc, mi teniente, vengo a pasar revista...¿cómo está usted?
Un fuerte abrazo

A Reverte no lo aguanto, sorry

Trenzas dijo...

Elena Casero: Pues yo no he leído "El maestro..." así que estamos a la par :)
Lo más interesante de éste es lo histórico. En todo lo demás, es Pérez-Reverte a tope :)
Moltes abraçades, reineta.

Trenzas dijo...

Fractal: Eso me pasó con " La sombra del águila" No se parecía a nada de lo que, hasta entonces, le había leído. Y hasta ahora, sigue siendo el que más he disfrutado. Es una novela corta, con una situación hilarante que te deja de buen humor para un par de días :D
A veces en los artículos se pasa un pelín; en general, me gustan.
Anar fen... :)
Abraçades i petons, bonica.

Trenzas dijo...

Ricardo Guadalupe: Un libro que se lee al mismo tiempo que se juega, tiene que ser muy interesante :D
Parece que todos estamos más o menos de acuerdo en que no todo nos gusta de P-Reverte. Alatriste no me gustó la primera y ya no compré ninguna más. No sé que tal será la que escribió sobre el 2 de mayo.
Dependiendo de lo que te guste la historia "Cabo Trafalgar" se lee del tirón.
Un besote, Ricardo.

Trenzas dijo...

Pilar: Pase, pase, que estamos en orden de revista.
Eres muy dueña de no aguantarlo, faltaría más :DD
Vamos tirando, princesa :)
Un abrazo grande.

Franki dijo...

Pues yo, al final no tendre mas remedio que comprarme esta novela, hace dias que no me puedo poner al dia:)
Molts petons i abraçades bonica, espavila que la primavera s'acaba.

Trenzas dijo...

Franki: Antes de comprar, intenta en la biblioteca, por si acaso :)
¡Ay...! Yo tampoco puedo ponerme al día. Es que no me "pillo" por mucho que corra.
De esta primavera casi no nos daremos cuenta ¿verdad?
Moltes abraçades, estimat Franki.