19 abril 2007

Anécdota y preguntas

Cuando estaba haciendo el cursillo literario, una compañera presentó un texto en el que un norteamericano visitaba un museo precolombino y a cada paso de las explicaciones que la guía le daba, comentaba con desprecio lo salvaje de tales civilizaciones y la crueldad infinita de los sacrificios humanos, a lo que la guía, mexicana ella, respondía sin palabras con el reflejo de las matanzas a los indios americanos, en pie de igualdad y punto por punto. Así, a cada cosa mala de un lado, le correspondía otra igual en el otro. En uno de esos puntos, la guía nombraba al General Custer, como artífice de una gran masacre. Lo cierto es que el cuento estaba un poco traído por los pelos, y no se explicaba muy bien el hecho de que alguien que siente interés por una cultura hasta el punto de querer ver los museos que se le dedican, luego no haga sino denigrarla, pero eso ya forma parte de otra cosa. (Por ende, el dato histórico concreto referente a Custer, no era cierto)
Lo que sí me asombró fue la corrección que hizo la profesora. No entraba a valorar la oportunidad de las circunstancias, ni ninguna otra cosa de lo escrito, pero le corregía el hecho de haber nombrado al militar (Custer) porque, según ella, "eso podría confundir a los posibles lectores que no conocieran al General ni al Séptimo de Caballería"
No mencionó a Chihuaco-hualti, ni a Moctezuma, ni a Quetzaltcoatl, ni a ningún otro personaje de la cultura autóctona. Es posible que al ser ella misma sudamericana, tuviera la seguridad de que esos dioses y hombres, sí eran conocidos de todos.
La alumna en cuestión, comentó ésta correción en el foro, quejándose de ella, como es natural. Yo no pude estar más de acuerdo con su queja.
He recordado éste episodio al hilo de un libro que acabo de empezar. "La misteriosa llama de la Reina Loana", de Umberto Eco. Y lo he recordado porque en las dos primeras páginas, ya han salido a relucir frases y nombres, de y como , T.S. Eliot y su "Abril es el mes más cruel", George Simenon y el comisario Maigret, Arthur Conan Doyle y su "elemental, querido Watson", junto al "perro de los Baskerville", Agatha Christie con sus "10 Negritos" y García Lorca con "El cielo es de cenizas". Eso, que yo haya sido capaz de identificar porque, naturalmente, no están así nombrados. Y hay algunas citas más, que no tengo ni idea de si he leído o no he leído, porque el que no me "suenen" no quiere decir nada. Nadie recuerda cada frase de cada libro.
En este momento llegarían las preguntas que yo le habría formulado a la profesora, si el relato corregido hubiera sido mío:
¿Realmente un escritor debe tener en cuenta la cultura de sus posibles lectores?
¿Hay que escribir sólo aquello que el futuro lector sea capaz de entender y ya conozca, o hay que estimularle a ampliar sus saberes poniéndole en la pista de lo que desconoce?
¿Habría que abstenerse de nombrar a éste o aquel personaje que no fuera tan popular como el Barça o el Real Madrid? Por poner un ejemplo de conocimiento a nivel mundial, no porque me guste el fútbol :)
Y la última, fuera ya de la anécdota:
¿Cuánto hay que leer, para leer?

18 comentarios:

FRAC dijo...

Respondo breve, pero es un tema para debatir largamente.

Un escritor debe tener en cuenta el relato. Nada más.
Algunos profesores demuestran que no son maestros.
Y por último, creo que es mejor leer poco para leer.

Un abrazo, y me quedo un poco intrigada. Intuyo que... no nada, nada, jejeje, suposiciones mías.

Bye bye

Vuelo rasante dijo...

Trenzas. Yo creo que cada uno debe leer lo que pueda. Puedes leer mucho y no enterarte de nada o que tus lecturas no te aporten nada.
No creo que debamos escribir pensando en la cultura del lector.
El lector, según su cultura, seguirá o no con el relato.

Es un largo tema, es cierto.

Trenzas dijo...

Frac y Vuelo óboe, digo, rasante: Como no puedo ver la cara de brujilla, que habrá puesto Frac, no me imagino lo que pueda estar intuyendo :)
Me da una rabia que "pa qué te cuento", pero me aguantaré si no me lo explica ¡qué remedio...! :(
Esto en cuanto a lo personal, pero como estoy de acuerdo con casi todo lo que me decís las dos, cuando vuelva del trabajo, no sé a que hora, os contesto a las dos, y os digo lo que me parece de leer mucho o poco.
Abrazos y cariños

FRAC dijo...

Cara de diablillo he puesto, jejeje.
Trenzas, ¿sabes qué pasa? Son muchos comentarios ya en nuestro intercambio bloggeril, muchas idas y venidas que nos van afinando el olfato y me pareció leer más interés en la escritura que la lectura. En este punto que se me fue la olla volando...

Con todo mi cariño!

Trenzas dijo...

Frac: ¡Vaya que sí..! Pero dije brujilla porque se me vino al pensamiento la bicicleta y como ya es tiempo de que las brujillas se modernicen... :)
Es que quizá todo sea uno y lo mismo. Escribir para leer, leer para escribir.
Ahora no escribo nada. Mentira, escribo mucho, pero solo aquí. ¡Que menudo Taller Literario es éste...!
Besotes y cariños. Muchos.

Trenzas dijo...

Tengo 10 minutos. A ver si digo lo que quiero decir.
*
Sé que soy una obsesa. Desde pequeña. La primera vez que pasé una noche en blanco fue por culpa de una palabra hallada en un libro y que no sabía lo que quería decir. Tenía nueve años. La palabra era "Arcadia". No recuerdo en que libro estaba. Yo leía en la cama. Era tarde y mi abuela dormía, así que leí esa palabra tan misteriosa y me levanté a buscar información en alguna enciclopedia. La encontré, pero introdujo con ella tal cantidad de nuevas palabras en mi cabeza, que cuando la familia se levantó, estaba sentada en el suelo del comedor rodeada de libros abiertos por todas partes, helada y ojerosa :)
Mi madre me gritó hasta quedarse afónica, mi padre me trajo un jersey y recogió los libros, mi abuela apareció con un tazón de leche con miel y una sonrisa de oreja a oreja (cuando mi madre no miraba), me dispensaron de ir al cole y luego mi padre me metió en la cama. Me costó dormirme :)
Desde entonces, leo para leer. No digo que comprenda todo, que lo aprenda todo, digo que "necesito" saber a que se refiere cada concepto, palabra, frase o nombre propio que el escritor introduzca en el texto de que se trate en ese momento.
Por descontado que, algunos temas, los dejo con sólo un conocimiento superficial, porque sé que nunca voy a poder llegar a entenderlos, pero no por ello dejo de buscar su significado, su razón de estar incluídos en lo que estoy leyendo.
En algún post de "Una carta.." ya quedó reflejada esta obsesión mía y, de una u otra manera, la veo en muchos de mis posts, que van de la Ceca a la Meca, porque "son cerezas" y se me lían entre los dedos las muchas cosas que me sugiere aquello sobre lo que se me haya ido la olla en aquel momento :)
Así que podemos concluír que yo prefiero leer mucho. Y estoy muy agradecida a Internet que me permite no tener que bajar tantas enciclopedias de las estanterías.
Abrazos y acriños a las dos.

FRAC dijo...

A esto se le llama complejidad?
Asumida desde la simplicidad?
Con enorme curiosidad?

Cuentas una anécdota digna de G.G.M., quien explica su fascinación infantil por los diccionarios, y en concreto por las fotos que un día recortó para enojo de todos menos de su abuelo. Gabo admite que le hizo amar los libros para siempre con semejante gesto de aceptación.

A mi me gusta más escribir que leer. Y esto, si hemos de dar crédito a las palabras de Borges, no es muy recomendable, puesto que según decía "un escritor lo es más por lo que lee que por lo que escribe". Por eso, regreso a G.G.M., y tengo una papelera cerca... para tirra más que aprovechar!

Buen lunes 23 de abril!

p.d.1- la foto que he publicado en el post de Liter es mi despacho. Desde allí te escribo.

p.d.2- tal día como hoy, se cumplen 9 años de la publicación de mi primer libro, un album ilustrado infantil.
Me hacía ilusión compartir contigo esta alegría.

p.d.3- MIb me ha pedido tu dirección de correo. Está mandando fotos y noticias desde Suramérica. Pero yo no la tengo.
.

Trenzas dijo...

Frac: ¡Muchas felicidades por el aniversario y mil gracias por compartir fecha y alegría...!
(Dice Trenzas, reconcomiéndose de envidia)
Escribiendo desde ese espacio tan bonito, es obligatorio escribir como los ángeles.
(Trenzas empieza a adquirir un tono de piel verde intenso)
En cuanto a mi correo, voy a darle entrada aquí, en el blog. En cuanto veas un sobrecito, clica y ahí estará.
La enorme curiosidad es lo que empuja. Y todo lo que nos rodea es simple y complejo a un tiempo, dependiendo de cómo lo asumamos. Si decimos que un canario es un ave cantora, pues es cierto y simple. Es suficiente si no tienes mayor curiosidad. Pero es evidente que eso no es todo acerca de los canarios. Y el sufrimiento para mí empieza justo en el momento en que descubro que no sé nada de los canarios :)
No conocía la anécdota de Gabo. Y mi fascinación por los Diccionarios y Enciclopedias es una locura también.
En cuanto a tí, me parece muy mal que pases el tiempo haciendo canasta en la papelera. Lo que no sirve en ese momento, tal vez sirva en otro. Son muchos los autores que dicen que no debe tirarse nada, aunque creas que no tiene mayor interés. Un día,d e pronto, se le encuentra sentido a alguna cosa que, en su momento, no lográbamos "cuadrar".
Yo estoy más cerca de Borges, pero también sostengo que no tiene porqué haber reglas fijas.
Se acabó mi tiempo, amiga.
Que tengas un buen día también, y que las rosas huelan a letras :)

FRAC dijo...

Trenzas, ¿todo bien? ¿estás guardando los libros en las estanterías?

Una sugerencia: pensaba que, para conocer bien a los canarios, podrías pasarte un verano entero en las Islas Canarias... ¡uuuf, que malo! Como chiste es horrendo, pero reconoce conmigo que como idea es tentadora.


Regreso al tema de la papelera: no tiro ideas, tiro ejercicios que fracasarían en las evaluaciones de mis hijos. Desprecio bastantes textos, escribo y rectifico mucho, aprovecho poco. Cuestión de ir aprendiendo. Trato de no recordar a Susan Sontag, cuando decía que cada vez le costaba más escribir bien. En lugar de adquirir soltura la perdía. Se enfrentaba a las frases, una a una, como si tuviera que resolver un crucigrama. Y Trenzas, te digo que esto me suena.
Mis progresos van en esta línea: adquirir soltura, familiarizarme con un idioma -el castellano- que no es el mío, interiorizarlo, conocerlo al máximo, leerlo siempre... y soportarme a mi misma cuando me recrimino por no escribir en catalán.



Sorry, me solté, pero ya me iba...

Trenzas dijo...

Frac: sí, bien, pero si mayo no es más piadoso conmigo, creo que acabaré mal :)
Islas Canarias, Islas Canarias..
Vergeeeeeeeel ideal siempre en flor, son nuestras Islas Canarias...
Nada, medio pasodoble, que no puedo con uno entero :DDD
No, no guardo libros en las estanterías. Los he ido dejando donde había un poco de sitio, a la espera. Tampoco he tenido tiempo para comprar mucho, pero bueno, ha caído "Vida, pasión y muerte de F.García Lorca", de Ian Gibson, irlandés él, de Dublin, historiador especializado en la guerra civil española y sus aledaños. También una nueva edición de "El Señor de los Anillos" porque la antigua estaba hecha polvo, la pobre, los "Viajes con Heródoto" de R. Kapuscinski, "Madrid, 1807" de J. Blanco White y "Psicología y Religión" de C.G. Jung.
La única novedad "Los viajes con..."
Ahora que lo pienso, menos mal que no he tenido tiempo. Si lo tengo, me arruino :)
Susan Sontag; muy perfeccionista. Me gustó mucho su "De la Interpretación", pero luego he leído otras cosas que no me han acabado de llenar.
¡Que cosa ésto de la lengua materna...! Llevo toda la vida entendiendo y leyendo catalán, un porrón de años hablándolo normalmente, y con bastante corrección, creo, pero para escribir, siempre me faltan las palabras que necesito.
Sorry, también :)
Y me voy a dormir que mañana tocan diana a las 6.00 ¡Aysssss...!
Abrazos y cariños, amiga

FRAC dijo...

Entonces, ¿la unidad del tiempo viene expresada en número de páginas o en euros gastados?


Lengua materna: ¡no me digas que, al final de todo, tendrán razón los que aseguran que no se puede escribir en bilingüe!

No.
No me lo digas.

Con lo bien que estaría yo ahora discutiendo contigo de temas científicos, como por ejemplo, de que la unidad de tiempo son "Las horas", de Michael Cunningham...


¡Cuidate!

MIB dijo...

uhhh che!!! qué lindo fue leer todos estos comentarios!! me encanta cuando las dos se sueltan y entre palabras hablan mucho de ustedes mismas...
ME llamó la atención que tanto las dos tienen la misma idea... una de leer bien, a fondo, frase por frase, concepto por concepto.. y la otra la de escribir bien, a tal punto que nunca alcanza... nunca es demasiado.. nunca es suficiente?... Yo creo que sí... alcanza con saber que uno no se conforma con poco...
Yo las veo... y se nota que saben, conocen, leen... son autoexigentes... y ¿como era lo de los neuroespejos esos que uno buscaba un poco la compatibilidad en la web?... yo quisiera saber mucho, leer mucho, escribir mucho, y todo hacerlo bien... pero después me doy cuenta que es una exigencia algo excesiva... Así es que intento relajar....

Con respecto a la cultura del lector... creo que existe un lector modelo... a quien el escritor apunta cuando escribe... Igual... mucha gente habrá que no conozca todos los conceptos de los que se hablan en el libro de Eco por ejemplo.. y estará en cada lector el investigar, refrescar, leer, o dejar de leerlo...

En fin.. te mando un beso grande, a las dos.

y a ver si veo tu mail y te agrego a la cadena de relatos desde sudamérica.. (ahora en Perú)

Andy dijo...

Cuánto hay que leer para leer.
Todo.
Siempre.
Lo más posible.
la vida se acaba.
Autobús? Un libro...
Playa?, Un libro
Insomnio? Un libro
Post sexo, y ella durmiendo a pata suelta? Un libro.
Un madrugón insesperado? Un libro

Cuando sea, como sea... leer te hace mejor. Aunque leas el Marca (auch!)

Delicioso post.

Trenzas dijo...

Frac: Viene expresada en páginas pendientes de leer :)
Los euros, una vez gastados, ya no figuran en la ecuación.
He ido a leer algo acerca del libro de Cunningham. Me gusta lo que he leido, ya que parece que no se detiene en V. Woolf, sino que entra a estudiar el grupo Bloomsbury, tan influyente aún hoy.
Es verdad; estaríamos mejor hablando de ello que ahora; tú rompiendo ejercicios y yo trabaja que trabaja :(
No, niña, no te lo voy a decir. Creo que sí se puede ser escritor bilingüe. Tal vez sólo se necesite un desdoblamiento emocional.
Alguna vez he escrito poemas en catalán y he sido incapaz de traducirlos conservando la musicalidad y el ritmo. ¿Cómo traducirías al castellano o al inglés, ésta estrofa, sin que los perdieran?
"La teva veu m´arriba
lliscant per aquest fil
que tot ho apropa.
Després de tant de temps
l´accent llunyà
la cantarella trencada de rialles..."
Imposible literalmente. Por eso, reverencia a los buenos traductores.
Me cuido, que quiero llegar viva a mayo, cuando podré, si nada lo impide, tener más tiempo libre.
Besossssss...1

Trenzas dijo...

MIB: ¡Hola, preciosa...! Que lindo leerte de nuevo también :)
ya sabes que siempre he dicho que lo mejor de mis blogs son vuestros comentarios. Me ratifico.
Pues tienes mucha razón. Creo que Frac y yo compartimos el deseo inalcanzable de "llegar al fondo del asunto" cada una a su manera.
Y también aciertas en lo de la autoexigencia. Creo que Frac se exige mucho y yo, sé seguro que em exijo, aunque no en la misma dirección. Yo me autoexijo en todo, porque soy muy cabezota y eso hace, entre otras cosas, que lleve casi 40 días de trabajos forzados. Digamos que me cuesta delegar mis resposabilidades por miedo, bastante razonable, de que algo se me escape de las manos.
Y si un lector prefiere pasar por alto la información adicional que se le da en el transcurso de una novela, pues es muy dueño, claro está. Y ahora, muchos textos, inducen al error garrafal, porque se dan nombres auténticos a personajes o lugares inventados, con lo que se consigue una preciosa confusión mental :)
Yo te escribo MIB, pero por si acaso, mi correo: trenzas@telefonica.net
Un besazo enorme, preciosa...!

Trenzas dijo...

Andy: (Auch!) Me ha dolido eso del Marca :)
Bienvenido al blog, lector. Quiero decirte que este post es una excepción, aunque eso ya lo habrás visto.
Compartimos la idea del leer mucho. Tanto como se pueda y de la mejor manera posible. Aunque está claro que, si también quieres escribir, habrá que hacer un huequecito :)
Me he dado una vuelta por tu casa. No he tenido bastante así que volveré y te lo haré saber.
Rebienvenido y en cuanto me de la vida, te enlazo, que los lectores tenemos que estar juntos, que no somos tantos.
Un abrazo, amigo

FRAC dijo...

¿Tú piensas que sí se puede ser escritor bilingüe? ¿En qué consiste un desdoblamiento emocional?

La traducción de la poesía es tan tan TAN dificil, por no decir tan TAN imposible! Hoy he publicado un poema de P. Auster en Liter. Existen varias versiones y todas ellas diferentes. Tampoco sé, si al final, me he decidido por la mejor.

Trenzas, es una sorpresa para mi comprobar tu dominio del catalán! ¿No tienes poemas publicados en algún blog?

Mayo, por fin. Todo llega, bueno o malo, todo tiene su tiempo!

Trenzas dijo...

Frac: A decir verdad, el poco más de tiempo, empieza la semana que viene, pero con tanta adrenalina suelta, me costaba dormir y vine a teclear un poco :)
Pues mira, eso del desdoblarse, lo escribí como acostumbro; sin pensarlo. Y ahora que lo preguntas (y he tenido que pensar en ello) creo que, a veces, uno no puede reflejar una emoción más que en el contexto (idioma) en que se produjo.
No sé tú, pero yo lo tengo bastante fácil en el sentido de que soy, prácticamente, multilingüe de nacimiento: padre catalán, madre castellana, abuelos gallegos y otros derivados :)
Más difícil lo tengo con la ortografía catalana, pero no con el pensar y hablar en catalán, y facilidad lectora-entendedora, con el gallego. Por más que he intentado traducir mis propios escritos de catalán a castellano, o a la inversa, no consigo decir, ni siquiera reflejar pálidamente, lo mismo.
Botones de muestra que confirmen un buen bilingüismo: Brossa, Perucho, Martí i Pol, Vázquez Montalbán...
Sí que hay algún poema publicado en Trenzas y Rastas. En castellano todos.
Esto del tiempo libre, va a rachas; como el tiempo meteorológico, más o menos :DDD
Abrazos y cariños. Bilingües.