10 marzo 2008

Santiago Roncagliolo

Abril Rojo
-------------
Jueves 9 de marzo
------
Con fecha miércoles 8 de marzo de 2000, en circunstancias en que transitaba por las inmediaciones de su domicilio en la localidad de Quinua, Justino Mayta Carazo (31) encontró un cadáver.
Según ha manifestado ante las autoridades competentes, el declarante llevaba tres días en el carnaval del referido asentamiento, donde había participado en el baile del pueblo. Debido a esa contingencia, afirma no recordar dónde se hallaba la noche anterior ni ninguna de las dos precedentes, en las que refirió haber libado gran cantidad de bebidas espirituosas. Esa versión no ha podido ser ratificada por ninguno de los 1.576 vecinos del pueblo, que dan fe de haberse encontrado asimismo en el referido estado etílico durante las anteriores 72 horas con ocasión de dicha festividad.
Durante el amanecer del 8, el susodicho Justino Mayta Carazo (31) declara haberse apersonado a la plaza del pueblo conjuntamente con Manuelcha Pachas Ispijuy (28) y Deolindo Páucar Quispe (32), quienes no lo han podido corroborar. A continuación, según manifiesta el declarante, tomó conciencia de sus obligaciones laborales para con la bodega Mi Perú en la que cumple funciones de vendedor. Se levantó y se dirigió al citado emplazamiento, con el inconveniente de que a la mitad del camino fue víctima de un repentino ataque de agotamiento y decidió volver a su domicilio a gozar de un merecido reposo.
Antes de llegar a su puerta, el ataque se agravó, ingresando el susodicho en el domicilio de su vecino Nemesio Limanta Huamán (41) para descansar antes de retomar los quince metros faltantes hasta la puerta de su domicilio. Según afirma, al ingresar al inmueble, no notó nada sospechoso ni encontró a nadies y se dirigió a través del patio directamente al pajar, donde se recostó. Manifiesta haber pasado ahí las siguientes seis horas solo. Nemesio Limanta Huamán (41) ha refutado su versión afirmando que a las doce horas sorprendió abandonando el pajar a la joven Teófila Centeno de Púcar (23), esposa de Deolindo Páucar Quispe (32) y dotada, según testigos, de unas considerables postrimerías y un apetito carnal muy despierto, lo cual ha sido prácticamente desmentido tanto por su cónyuge como por el susodicho Justino Mayta Carazo (31).
Una hora después, a las trece horas, en circunstancias en que estiraba los brazos para despertarse, el declarante manifiesta haber tocado un cuerpo áspero y rígido oculto a medias entre la paja. En la creencia de que podría tratarse de una caja de dinero oculta propiedad del propietario del inmueble, el declarante decidió proceder a su exhumación. la Fiscalía Districtal Adjunta ha procedido a amonestar al declarante por sus manifiestas malas intenciones, a lo que Justino Mayta Carazo (31) ha respondido con muestras de genuino arrepentimiento declarando que procedería a confesarse con el sacerdote Julián González Casquignan (65), párroco de la citada localidad.
Aproximadamente a las trece horas con diez minutos, el susodicho declarante consideró que el objeto era demasiado grande para constituir una caja, asemejando más bien un tronco quemado. negro y pegajoso. Procedió a retirar las últimas briznas de paja que lo cubrían, encontrando una superficie irregular perforada por diversos agujeros. Descubrió, según refiere, que uno de esos agujeros constituía una boca llena de dientes negros, y que en la prolongación del cuerpo quedaban aún retazos de la tela de una camisa, igualmente calcinada y confundida con la piel y las cenizas de un cuerpo deformado por el fuego.
Aproximadamente a las trece horas con quince minutos, los gritos de terror de Justino Mayta Carazo (31) despertaron a los otros 1.575 vecinos de la localidad.
Y para que así conste en acta, lo firma a 9 de marzo de 2000, en la provincia de Huamanga.
*
Félix Chalcatana Saldívar
Fiscal Districtal Adjunto
------------------------------
Mi comentario: Me reí mucho con este comienzo, aunque ya sabía que el libro era trágico. Tomado, en parte, de hechos y documentos judiciales auténticos, el argumento nos pasea por una serie de situaciones tan delirantes, que llevan al límite la inmensa inocencia de su protagonista. Un hombre que, según el autor "nunca ha hecho nada malo, nunca ha hecho nada bueno, nunca ha hecho nada que no estuviese claramente estipulado en los reglamentos de su institución", y que se ve atrapado sin remedio; enfrentado al terror y al desconcierto, en medio de una tierra arrasada por la violencia de unos y otros.
Un personaje de antología este fiscal de Roncagliolo.
El autor: Nació en Lima en 1975. Con esta novela consiguió el Premio Alfaguara en 2006. Es guionista, dramaturgo, autor de libros infantiles y colabora en varios periódicos de América Latina y España, además de mantener un blog muy conocido. Alguna cosa más:

6 comentarios:

FRAC dijo...

Hola! No quería dejar de comentar este post, a pesar de que mis problemas con la red...

Todavía no he leído esta novela, pero te cuento que asistí en Barcelona a una charla en la que Rocangliolo expuso su visión de la blogosfera: el nivel de relación que había establecido con sus lectores a través de su blog y como se vió afectada por el premio Alfaguara, que tú mencionas. De alguna forma definió, además, el futuro de la blogosfera para él y en general.
Rocangliolo es un escritor entre tímido y smpático, claro, comunicativo, muy ameno.
No he leído nada de él, aparte de su blog.

Una abraçada, i intentarem retornar a la normalitat, si Telefónica es posa al día... que ja costa, ja.

Trenzas dijo...

Frac: ¡Hola, nena...!
¡Telefónica, telefónica, ra, ra,ra...!
:)
Yo no había leído nada suyo. Sabía que existía por la concesión del Alfaguara y eso, pero poco más. Vi la novela en uno de mis safaris a librerias y la compré. Me encantó. Me enamoré del fiscal; me horrorizó la situación del país; senderistas y gubernamentales en una escalada de terror que acaba con toda inocencia, con toda ilusión. No voy a destriparte la novela, por si acaso decides leerla, así que lo dejo aquí.
:)
Es un gran libro.
Abraçades, maca, i anem mes amunt.

Imagine Photographers dijo...

Tienes razón, con este comienzo el libro promete. Al leerlo me he acordado de una película que se llama "la estrategia del caracol" donde a lo largo de toda la péli va apareciendo en el lugar de los hechos el juez levantando acta de todo lo que sucedia, te la recomiendo.
Mols petons, franki

Trenzas dijo...

Imagine Franki: La novela es preciosa, a pesar de lo duro del tema. También promete la película que me recomiendas. Intentaré encontrarla.
Eso de la estrategia del caracol, referida a la justicia, me parece muy adecuada. Mucho tomar notas y poca efectividad :)
Moltes abraçades, treballador...!

Escriptorum54 dijo...

Este también está leído.
El juez tierno, tímido volcado en el recuerdo de la madre.
Novela trágica por lo real.

A pesar de ser un premio Alfaguara.

¡Y seguimos!

Trenzas dijo...

¿No te cuadran los premios Alfaguara? Yo es que no me fijo, a menos que lleven una franja que lo diga o que lo ponga en la contraportada. Y luego lo digo yo también por aquello de que a veces el agua "debería" tener algo cuando la bendicen :)
Sí sí; es un personaje muy logrado. Y la novela.
Un abrazote.