09 marzo 2007

José Antonio Marina

Elogio y Refutación del Ingenio
*
(fragmento de la página 27 y 28)
---------------------------------

El ingenio es la rebelión de la inteligencia, que quiere dejar de ser seria, para huir de sus multiplicadas servidumbres. Es esclava de la lógica, el sentido común, el principio de realidad. Ha estado sometida al ser, a la verdad, a la belleza y a la bondad, es decir, a los cuatro trascendentales metafísicos. Por eso al sublevarse busca con denuedo la intrascendencia. "Monólogo significa: el mono que habla", dice Gómez de la Serna. Por supuesto que es mentira, ésa es la gracia. "Cuando sentimos un pie frío y otro caliente sospechamos que uno de los dos no es nuestro." El ingenio parece disparatar sensatamente y descubrir un sesgo original del mundo, del que no se puede decir que sea verdadero ni falso, porque pertenece a un nivel ontológico diferente, como veremos al estudiar la metafísica del juguete. Tenía razón Marcuse: jugar con la verdad no es lo mismo que mentir o equivocarse. Es aprovechar el "juego", la holgura que la inteligencia ingeniosa produce en la realidad, como en estos ejemplos: "El que en la ventanilla del telégrafo cuenta las palabras del telegrama parece el representante de la Academia que cuida el estilo y nos pone una multa según las faltas observadas". "No comprenderán nunca las mujeres que, cuando con la cara mojada pedimos una toalla, la pedimos en urgente naufragio." Quedamos con la duda de si hemos leído descripciones ingeniosas de la realidad real o descripciones realistas de una realidad ingeniosa.
En este contraluz pretende afincarse para siempre la inteligencia.

--------------------------------


Con éste libro, saltó a la popularidad J.A.Marina. En 1992, ganó el Premio Anagrama de Ensayo, y desde entonces el éxito le ha acompañado. Personalmente, creo que sus últimas obras están bastante alejadas de la originalidad y la "chispa", por decirlo de algún modo, que tenían sus primeros libros.
Teoría de la Inteligencia Creadora, Ética para Naúfragos, La Selva del Lenguaje y El Misterio de la Voluntad Perdida. Tengo otros tres suyos, el último del año 2006, pero "mi" Marina, ya no está en ellos. Ley de evolución o ley de beneficios, no lo sé. Lo espero de vuelta, eso sí.

3 comentarios:

Vuelo rasante dijo...

la chispa, como tú la llamas, es algo difícil de mantener. Escribir tantos libros seguidos debe de ser cansad. No sé si el ingenio o los temas son inagotables.

A mí también me gusta "tu" Marina. Filosofo cristiano. Me recuerda un poco a Miret.

Trenzas dijo...

Vuelo; ¿te refieres a Miret Magdalena? No he leído nada suyo.
Veré que encuentro por ahí :)
El problema creo que siempre es el mismo. Un escritor, cantante, pintor, de repente, se encuentra en la cresta de la ola. Todo lo que hace, se vende que es un primor. Hay que aprovechar el tirón. Imposición de las editoriales o su derecho a vivir de lo que hace. Pero...
Ahora lo pienso tres veces antes de comprar algo nuevo de Marina :(
Abrazos y cariños

Vuelo rasante dijo...

Trenzas, sí me refería a Miret Magdalena. Lo que yo he leído de él son artículos. Me recuerdan ambos por su filosofía cristiana.

Llega un momento con todos los escritores y filósofos que, no es que se corrompan, es que como tú dices tienen que vivir de lo que hacen, aunque Marina es profesor.

Bueno, allá cada cual.

Besos