03 marzo 2007

José Cardoso Pires

Celeste y Làlinha
*
Fue en el tiempo de las guerras: África era un corazón ardiendo en el océano.
*
Una niña Llamada Celeste salió de las llamas y voló hacia el cielo.
-----------------------------------------------


Partió la niña, Celeste se llamaba, dentro de un dragón de plata que volaba por vientos y aires, y no iba sola. Viajaba en compañía de su madre y de su abuela, ambas vestidas de luto, mientras allá abajo su primo Amílcar, camionero de transporte pesado, se enfrentaba con los negros del hambre negra. Que eran ciento y la madre, dicho sea de paso: negros pululando en el capín, negros con la piel del león y la corteza del imbondeiro, negros turras-terroristas, ojos ardientes y pies en el viento, esparciéndose por las ciudades; negros hechos astillas; trapos de negros pudriéndose en los mástiles. Guerrilla, en suma.
Y el primo Amílcar, en la cumbre de una montaña de balas, pegando tiros alegremente:
-¡Con putas y turras siempre se acaba antes!
Las llamas le cegaban. Disparaba a la más pequeña sombra; al menor zumbido, pólvora. Y cuanto más pólvora, más ceguera, más miedo: cuanto más miedo, más desesperación; cuanta más desesperación, más turras-terroristas, de manera que era una guerra expeditiva: antes que nada, matar por matar, y después ya veremos.

-------------------------------

Imbondeiro-árbol africano de gran tamaño. Turra-nacionalista de las excolonias portuguesas. (Aclaraciones del traductor X.Rodriguez)
Guerra de Angola. Muchos portugueses son evacuados a Portugal y alojados en campos de refugiados. Una niña juega con su muñeca negra, Làlinha. Es la amiga, la confidente, la compañera inseparable. Pero es negra y...

2 comentarios:

FRAC dijo...

M'agrada.
Combina frases llargues, o molt llargues, amb frases curtes, o curtísimes.
No havía llegit mai res de Cardoso Pires, i m'atrau.

Una abraçada

Trenzas dijo...

Frac; estic segura de que t´agradaría molt.
Esta pequeña obra, "Celeste..." me enganchó a Cardoso, del que tampoco hay mucha obra a mano fácil. Hay que empezar a encargar y a esperar y es un rollo caracolero, la verdad.
Antonio Lobo Antunes, es otro portugués estupendo, del que ya dejaré algún fragmento, en cuanto pueda respirar un poco :)
Bona nit, amiga