04 enero 2007

Augusto Monterroso


El Conejo y el León
*
(Fábula. Texto completo)

Un celebre Psicoanalista se encontró cierto día en medio de la Selva, semiperdido.
Con la fuerza que dan el instinto y el afán de investigación logró fácilmente subirse a un altísimo árbol, desde el cual pudo observar a su antojo no sólo la lenta puesta del sol sino además la vida y costumbres de algunos animales, que comparó una y otra vez con las de los humanos.
Al caer la tarde vio aparecer, por un lado, al Conejo; por otro, al León.
En un principio no sucedió nada digno de mencionarse, pero poco después ambos animales sintieron sus respectivas presencias y, cuando toparon el uno con el otro, cada cual reaccionó como lo había venido haciendo desde que el hombre era hombre.
El León estremeció la Selva con sus rugidos, sacudió la melena majestuosamente como era su costumbre y hendió el aire con sus garras enormes; por su parte, el Conejo respiró con mayor celeridad, vio un instante a los ojos del León, dio media vuelta y se alejó corriendo.
De regreso a la ciudad el celebre Psicoanalista publicó cum laude su famoso tratado en que demuestra que el León es el animal más infantil y cobarde de la Selva, y el Conejo el más valiente y maduro: el León ruge y hace gestos y amenaza al universo movido por el miedo; el Conejo advierte esto, conoce su propia fuerza, y se retira antes de perder la paciencia y acabar con aquel ser extravagante y fuera de sí, al que comprende y que después de todo no le ha hecho nada.

6 comentarios:

Liter-3 dijo...

GRAN Monterroso, era tan clarividente este hombre!

Conozco algún león de la selva igualito al de la fábula, y tal vez también conozca a algún conejito.
Es increíble como nos llegan a confundir las apariencias; como dejan los fondos ocultos; quedan tapados, no se ven. Parece que fuera fácil advertir los comportamientos de dominio, pero no, al contrario cuesta un mundo descubrirlo. Incluso una vida.

Prefiero al elefante porque no necesita imponer su ley al resto de animales; o a la jirafa, con su cara triste, porque al comer vegetales no tiene que matar a otros animales y esto le garantiza el vivir sin agresiones.


Trenzas, admiro tu trabajo. Conozco un poco lo que cuentas en el anterior comentario por una experiencia familiar muy dura. Afortunadamente, la asistente sanitario que nos ayudó actuaba con una delicadeza inusual. Un ángel en momentos de mucho dolor.
Supongo que es lógico el desgaste personal, pero también el efecto rebote de aprecio y gratitud. Y que no quieras cambiarlo por ningún otro trabajo.

Un beso

Trenzas dijo...

Liter-3; pues sí; no siempre manda quien parece.
Y a veces dominar es tan sencillo como eso que hace el Conejo; retirarse antes de perder la paciencia y dejar que el León se quede afónico de tanto rugir :DDD
No hace mucho estuve leyendo algo respecto a cómo responder a los ataques verbales y directos. Y siempre había una salida de ese estilo.
En cuanto a mi trabajo, sí es cierto que muchas veces te sientes útil y que compensa el reconocimiento que recibes, pero no siempre es así. No todas las familias lo son, en el auténtico sentido de la palabra. Y ahí es difícil soportar la tensión que se crea entre quién asiste y procura lo mejor para el enfermo, y la "familia" a quién le importa un cuerno.
Daría para tantos libros como familias llevo asistidas, y muchos serían preciosos pero los habría crueles, cínicos, hipócritas y maltratadores.
Y estarían los que ya han sido abandonados de todo.
A veces, aún creo que soy Dios y me estrello contra la pared, pero voy aprendiendo. Aunque no mucho, la verdad.
Abrazos y cariños

MIB dijo...

me quedé pensando en estas cosas que comentaban... es cierto cómo a veces el que más ruge da la impresión de ser el rey...
no me gustan las formas violentas de discutir...
mi papá nos decía "si tienes razón ¿para qué gritas? ... y si no tienes razón ¿por qué gritas?"...

no sé a qué viene mi comentario. jaja.. es que hoy reflexionava sobre mis formas...
Trenzas... qué leías sobre "responder a los ataques verbales y directos" ? me interesa.. soy la típica que se queda ahí... y después me salen 10 frases que podría haber contestado!

Escribes sobre lo que ves en esas familias?! Debe ser durísimo lo que haces... tienes que ser una persona muy fuerte y centrada... te admiro

Un beso grande trencitas!

Trenzas dijo...

MIB; tu papá tenía toda la razón. A veces nos exaltamos por cosas que no tienen la menor importancia, pero es bien sabido que, a muchos, les parece que a más gritos, más razón. Es muy difícil mantenerse tranquilo cuando te están imponiendo algo que no va en la dirección de tu pensamiento. O de tus motivos. Y la mayor parte de las veces la falta de comunicación viene de ahí; por no saber razonar tranquilamente, por no escuchar con atención y generosidad los motivos del otro.
A ver si hoy me acuerdo de pedirle a mi amiga que me preste ese libro referente a los ataques verbales. Si me acuerdo, os teclearé unas cuantas situaciones.
No, no escribo sobre lo que veo. Al menos, no directamente. Una situación exacta a algo vivido, puede herir mucho si, por casualidad, algún implicado se viera retratado. Pero es evidente que el poso amargo de muchas experiencias, está ahí, en todo lo que escribo. Nunca he visto a nadie matar a una persona de modo violento. Pero ¡hay tantas formas de matar y tantas de violencia..!
El odio, el desagrado, se perciben lo mismo que el cariño y la abnegación.
He visto a unas nietas coger las manos de su abuela y cantarle, a media voz, villancicos mientras agonizaba en paz. Y he visto hijos, que no han acudido al entierro de su padre, porque habían "quedado" con los amigos para ir a pescar ese día.
Y no creas que tan fuerte. Centrada ¡qué remedio..! Alguien tiene que mantener la serenidad, cuando se requiere, pero cada abuelo que se me va, me deja un boquete en el corazón.
Ya debe parecer un queso...!
:DDD
Un beso, preciosa.

Liter-3 dijo...

Emmental, querida Trenzas!!! Los médicos recomiendan a los niños comer queso de los agujeros porque es el más rico en calcio!

déu n'hi dó, lo que son capaces de hacer algunos individuos, a quienes evito a posta nombrarles como personas.

Trenzas dijo...

¡Ese..!!! :)
Jopes, quería acordarme de como se llamaba el dichoso queso de agujeros y no pude :DDD
Tengo que ir a que me miren este cerebro...
Y ese no ha sido el peor de los individuos. En fin...