24 enero 2007

Oscar Wilde

El Maestro
*
Cuento completo
------------
Y cuando las tinieblas cayeron sobre la tierra, José de Arimatea, después de haber encendido una antorcha de madera resinosa, descendió desde la colina al valle.
Porque tenía que hacer en su casa. Y arrodillándose sobre los pedernales del Valle de la Desolación, vio a un joven desnudo que lloraba.
Sus cabellos eran color de miel y su cuerpo como una flor blanca; pero las espinas habían desgarrado su cuerpo, y a guisa de corona, llevaba ceniza sobre sus cabellos.
Y José, que tenía grandes riquezas, dijo al joven desnudo que lloraba.
-Comprendo que sea grande tu dolor porque verdaderamente Él era justo. Mas el joven le respondió:
-No lloro por él sino por mí mismo. Yo también he convertido el agua en vino y he curado al leproso y he devuelto la vista al ciego. Me he paseado sobre la superficie de las aguas y he arrojado a los demonios que habitan en los sepulcros. He dado de comer a los hambrientos en el desierto, allí donde no hay ningún alimento y he hecho levantarse a los muertos de sus lechos angostos, y por mandato mío y delante de una gran multitud, una higuera seca ha florecido de nuevo. Todo cuanto él hizo, lo he hecho yo.
-¿ Y por qué lloras entonces?
-Porque a mí no me han crucificado.

16 comentarios:

MIB dijo...

Oscar Wilde es un maestro para mí! No había leído este cuento... pero es de mis autores preferidos... desde pequeña... el último que leí fue The picture of Dorian Grey... y me dejó encantada...

A veces un pequeño detalle..hace una gran diferencia... Lo digo por la cruz...

Un beso grande... te eché de menos...

Trenzas dijo...

MIB; yo también te eché de menos :) Por cierto que tienes razón cuando dices que no se deben prestar los libros :) Por una de esas casualidades mi "Rayuela" corrió la misma suerte que la tuya. Desde entonces, apunto cuidadosamente a quién le presto los libros y los reclamo sin pudor en cuanto ha pasado un tiempo prudencial.
En cuanto a Wilde, también lo admiro mucho. El retrato de Dorian Gray y La balada de la cárcel de Reading, son mis dos favoritos, además de algunos cuentos cortos, como éste que dejé aquí.
Imagina la decepción del joven que no ve culminada su obra, porque le dejan vivir. Sabe que su obra ha sido en vano.
Siempre he creído que era una especie de matáfora de la propia vida de Wilde.
Besos, preciosa.

Sin Identidad dijo...

Ay, Trenzas, tanto, tanto por leer... Con cada nuevo post abres otra puerta más, y yo tengo un nuevo libro, o autor, en mi lista...¡Gracias! xD

A Wilde le conocía por el maravilloso "Retrato de Dorian Gray" (que me gustó muchísimo), pero no conocía esta faceta de relatos cortos(aunque sí el Principe Feliz, que si no recuerdo mal es suyo también, ¿no?)

Un besazo. Maravillosa la nueva página( je je, ya, ya... que estoy medio ciega yo, porque desde noviembre...)

Liter-3 dijo...

Yo también os echaba de menos a pesar de que estoy muy muy acompañada...
...por albañiles, fontaneros, carpinteros,
y claro, no es lo mismo!

La mordacidad en los diálogos de Wilde, -creo que lo recuerdo de "La importancia de llamarse Ernesto"-, es para descubrirse. "El retrato de Dorian Gray" no lo he leído. Ooootro más para la cesta.

El cuento del post no me parecía suyo... no sé, leía y me sonaba a otro autor. El final si me sonó a Wilde.

Peto!

MIB dijo...

Trenzas!! A partir de ahora... apuntaré los préstamos realizados (no tengo muchos libros aquí en Madrid.. así es que no sé si vale la pena)... y yo tampoco tengo pudor en reclamarlos si sé quién lo tiene ;o)

No he leído La balada de la cárcel de Reading... lo apuntaré... ahora que voy para Argentina... intentaré comprar todos los libros que pueda... (diferencia de precio a favor... 3/1...así es que será productivo)

Trenzas.. ¿de qué manera piensas que es una metáfora de la propia vida de Wilde?

ah.. y pido perdón por el Grey-y no Gray que escribí en el otro comment... lapsus mental (admito que no fue por tipear rápido)

Besoos... y buen fin de semana!!!!!!!!!

Liter-1 dijo...

Por aquí andamos con algo de frío. Nieve a pocos kilométros de Valencia.
Oscar Wilde es tan personaje como los personajes de sus novelas.
El retrato de Dorian Grey es muy buena. A mí siempre me gustó mucho
La lei en español y en inglés.
Cuando leo novelas escritas en siglos pasados me llama mucho la atención cómo ha cambiado la literatura y las formas.

Besos

Trenzas dijo...

Sin Identidad; ¡hola, preciosa...! :)
Ya habrá tiempo, aunque por mucho que tengas, al igual que el resto del mundo, nunca te dará para leerlo todo.
Hay un problema añadido y es que no siempre se puede acceder a obras que nos interesan, por muchas razones; están descatalogadas, no son rentables para los editores, los derechos están reservados por alguna editorial propietaria de ellos, y otras historias.
Recuerdo una desilusión al respecto. Había leído una gran cantidad de novelas de Julio Verne y quería leerlo TODO. Tenían que comprarme los libros, porque yo aún no disponía de mi propio dinero, pero tanto supliqué, que mis padres decidieron comprarme las obras completas. Y llegaron en 10 tomos de papel biblia, preciosamente encuadernados y tal. Pero ¡oh, desilusión..! Sólo había 50 obras de las más de 80 que escribió. Todas las veces que he intentado obras completas, me encuentro con eso mismo. Nunca lo son. Tendrá su razón de ser, pero me molesta muchísimo, la verdad :)
El retrato de Dorian Gray, es la más conocida de las obras de Wilde, con justicia, porque es una gran obra y un magnífico estudio psicológico también.
Sigue viniendo..! Un besazo enorme, cariño.

Trenzas dijo...

Liter-3; no te quejes mucho, que es un triunfo logar que aparezcan todos esos operarios cuando se los necesita :)
Wilde es otro irlandés, de esos que nos gustan ¿no?
Prolífico; dejó una gran obra teniendo en cuenta que solo vivió 45 o 46 años.
Y de todo: teatro, novela, poesía, ensayos...
"El fantasma de Canterville" también es harto conocida, al igual que la obra de teatro que señalas y que se sigue reponiendo con regularidad.
Ánimo; las obras que se empiezan, acaban; alguna vez :)
Abrazos y cariños.

Trenzas dijo...

MIB; ¡ah, pues aprovecha y compra barato...! Y luego, no prestes los libros :DDD
¿Por qué pienso que es una metáfora de su propia vida?
Porque él tampoco lo logró. Después de haber sido un genio, reconocido y valorado desde una temprana juventud; después de haber logrado becas y premios múltiples; teniéndolo todo para llegar a la cúspide, su homosexualidad, y la pacata moral victoriana, lo llevó al descrédito, a la cárcel y a morir en la indigencia, lejos de su patria.
Y la diferencia fue una denuncia, como en el cuento, la cruz. Él no estaba haciendo nada que no estuvieran haciendo, aunque más escondido, una gran mayoría de los intelectuales y la sociedad en la que vivía.
No sé la época concreta en la que escribió este cuento, pero el desarrollo de su vida, me llevó a pensar en la metáfora, cuando lo leí.
¿Por qué se cebaron en él y sólo en él?
En cuanto a "La balada..." no dejes de leerla. Es un largo poema autobiográfico y en cierto sentido es como este cuento. Con los mismos merecimientos o culpas, unos merecen el martirio y otros la muerte ignominiosa.
Besos, amiga.

Trenzas dijo...

Liter-1; sí, por aquí también hace frío, aunque no ha nevado cerca :)
Muy cierto lo que dices de Wilde. Una vida tan apretada, que casi no le cabe en los años que vivió :)
Cambian las formas, desde luego, pero la calidad permanece y seguimos leyendo a estos escritores, no sólo porque son buenos, sino porque son un exponente de esos cambios y nos ayudan a entender. Al igual que la forma en que tuvieron que vivir y luchar para decir lo que deseaban decir.
Y el final, para muchos, fue la locura o el suicidio. Pero no han muerto; eso está claro.
Besos

Liter-3 dijo...

"¿Por qué se cebaron en él y sólo en él?"

Creo que se cebaron en él, y sólo en él, porque no tenía miedo. Wilde es uno de tantos ejemplos de "valientes" que copan la historia. Son personajes heróicos o temerarios, no le temen a nada, sobretodo a nada que se parezca al orden establecido.
El miedo protege la vida, lo comprobamos en los animales. Pero muchos seres humanos carecen de este instinto básico. Unos nacen rubios, otros altos, algunos con la nariz respingona. Otros nacen artistas.

Las pacatas morales, todas endogámicas, se sitúan en el punto radicalmente opuesto al reservado para el artista.

Trenzas dijo...

Liter-3: ¡desde luego...! Y esa forma de ser, rechazando las convenciones, acaba con ellos en muchos casos. Ahora tal vez estemos más preparados para aceptar las diferencias, o las extravagancias. O para comprender que sin esa diferencia, no existiría tal genio o artista.
El rechazo, cruel hasta el extremo, ha llevado a muchos al suicidio y a la locura. Pero Wilde, luchó (aunque no diría que de forma muy racional) después de su caída. París, era más permisivo y tal vez hubiera podido recuperarse. La meningitis nos privó de saber si lo habría conseguido.
Por otro lado, quizá lo suyo fue un revulsivo, porque no mucho después, con el grupo Bloomsbury, con Virginia Woolf como destacada, y que había nacido en 1882, el tema de la homo-bi-heterosexualidad quedó bastante soterrado. Pensarían los moralistas, que cargarse a la intelectualidad más brillante del momento, quizá no era tan buena idea :)
En fin...
Abrazos y cariños

robertö dijo...

Que cuento precioso V...(aún no se como llamarte) "Trenzas".
Gracias por transmitirlo. Me gustó muchísimo.
Un beso enorme. No te pierdas.

Liter-3 dijo...

El día que aprendamos a no encumbrar tan alto a ciertos artistas, y a no rechazar tan vilmente a otros, ¿qué pasará?
¿Es una utopía?
Cuando anuncian los precios de los cuadros en las subastas siento contrariedad. Por más que adore a algunos de los cuadros subastados o a sus creadores. ¿Por qué esos precios tan desorbitados para un Van Gogh, por ejemplo? ¿Por qué nadie le echó una mano cuando vivía?

El final del cuento es genial.

Trenzas dijo...

robertö; ya te acostumbrarás a las Trenzas :) Pero si se te escapa Verbena, no pasa nada. Así yo también me acuerdo mejor de Camelot.
Me alegro mucho de verte por mis casas, que son las tuyas y las de todos mis amigos.
No me pierdo, tranquilo. Y tú tampoco.
Un gran beso.

Trenzas dijo...

Liter-3; creo que sí, que es una utopía. La condición humana y todo eso: que no soportamos a quien nos supera y la envidia nos mata :DDD
No sé, porque los genios se mueven en otra esfera, si las ayudas sirvieron de algo. Van Gogh sí tuvo algunas. Su hermano Teo lo intentó muchas veces. Supongo que la gente se cansa de no entender y renuncia y llega la desesperación, la soledad, el suicidio...
¡Hay tantos casos así..!
Sigo arriba, un poco más :)