24 diciembre 2006

Desfaciendo entuertos

Pues va a resultar que hay DOS Murakamis..!
Ayer, mientras compraba los libros de rigor para mis sobrinillos, vi "Kafka en la playa" (¿era eso, no?) y me paré a leer la contraportada.
Este es de Haruki Murakami, nacido en Kyoto en 1949. Así que no puede ser el Ryuichi (Ryu) Murakami, nacido en Sasebo en 1952.
Es decir, que vale lo dicho para Ryu, pero que ni idea de Haruki :)
Ahora no voy a tener más remedio que comprarme "el otro" Murakami, para saber de qué hablo cuando hablo.
Y luego comentamos :)

2 comentarios:

Liter-3 dijo...

Que coincidencia. ¿Serán el García o el López de su país?

No me satisface demasiado celebrar estas fiestas; en realidad, me agobian mucho. Aunque, siento una gran emoción cuando veo las calles iluminadas. Casi siempre, las luces acaban conmoviéndome.

En fin, gracias por compartir tus lecturas y comentarlas. Gracias por hacerlo con cariño.

Un abrazo!
Feliz Navidad

Trenzas dijo...

:DDD
¡Seguro..! Pero ¿porqué no tendrán la cortesía de poner también el segundo apellido para no confundir a la gente?
Mira nuestros García Molina, García Lorca, García Márquez...
Siempre sabes quien es cada uno :)
En cuanto a las celebraciones, pues comparto contigo el agobio. Este año, porque está todo levantado por obras, en mi calle y adyacentes, no tenemos campanitas, ni calcetines, ni hombres de nieve iluminados entre las copas secas de los árboles. Y se echan de menos, la verdad.
Por otro lado, tal día como hoy, 24 de diciembre, mi padre cumplía años y era una fecha estupenda para celebrar. A lo mejor era tan buena persona por haber nacido en un día tan especial :)
Este es el primer año, después de su muerte en que vamos a tener una mini-cena de Nochebuena, porque van a venir los dos hijos de mi hermano pequeño a estar con mi madre y conmigo. Hay que hacer celebraciones diversas y pequeñas; es imposible coordinar fechas, obligaciones e intereses con todos a la vez.
Menos mal que siempre tengo algunas horas de guardia o retén en estas fechas (las pido expresamente). Así no me agobio tanto y tengo que pensar en otras cosas por fuerza.
Y siempre está la cabra, claro :)
Un abrazo fuerte y, a pesar de todo,
¡Feliz Navidad..!
Abrazos y cariños, amiga