30 diciembre 2006

Ernesto Sábato

El escritor y sus fantasmas
*
Algunos párrafos que me interesaron especialmente.
(O las dudas son la gasolina de un relato, en palabras de Liter-3)
*
El escritor y los viajes
-------
Para bien y para mal, el escritor verdadero escribe sobre la realidad que ha sufrido y mamado, es decir sobre la patria; aunque a veces parezca hacerlo sobre historias lejanas en el tiempo y el espacio. Creo que Baudelaire dijo que la patria es la infancia. Y me parece difícil escribir algo profundo que no esté unido de una manera abierta o enmarañada a la infancia. Por eso, aún los grandes expatriados, como Ibsen o Joyce, siguieron tejiendo y destejiendo esa misma y misteriosa trama. Viajar es siempre un poco superficial. El escritor de nuestro tiempo debe ahondar en la realidad. Y si viaja debe ser para ahondar, paradojalmente, en el lugar y en los seres de su propio rincón.
--------
El principal problema del escritor
--------
Tal vez sea el de evitar la tentación de juntar palabras para hacer una obra. Dijo Claudel que no fueron las palabras las que hicieron La Odisea, sino al revés.
--------
Artes del espacio y artes del tiempo
---------
Ya Lessing advirtió que, a diferencia de las artes plásticas, que son esencialmente espaciales, la novela es esencialmente temporal. Hoy sabemos, además, que lo es en el sentido más puro de esa palabra, pues ni siquiera admite ese tiempo espacializado de los astrónomos.
De ahí el absurdo de intentar una literatura según los cánones del cine; puesto que el cine, aún cuando participa de atributos del arte narrativo tiene, en grado decisivo, peculiaridades de las artes plásticas.
En un cuadro vemos de golpe y simultáneamente toda su realidad, la vivencia estética es integral e instantánea, podemos sentir el todo, estructuralmente, antes de sentir sus partes o reflexionar sobre ellas. En la narración es al revés.

10 comentarios:

fractal-para-cual dijo...

Uy!
¿Sabes qué me pasa con Sábato? Fue un referente cuando abandoné la ciencia y me centré en las letras. Sábato es físico, trabajó en temas de radiaciones en París; cursó además estudios de filosofía; estaba obsesionado en descubrir los motivos que llevan a los escritores a escribir ficción, y a los artistas plásticos a hacer arte; él mismo ha pintado cuadros.
La dicotomía ciencias-letras me interesa muchísimo; la expresión artística también. Podría llenar páginas y páginas con el tema. Es apasionante.

En cuanto al libro, decirte que me resultó muy útil por el detallado analisis del hecho creativo y las relaciones que establece entre escritura europea y latinoametricana. Para mi, fue una luz, un norte. La frase "evitar la tentación de juntar palabras para hacer una obra" me quedó grabada para siempre. Es así.
Y en cuanto a ritmos trepidantes, parece que no alberga dudas: a la novela le sienta mejor un poco de calma.

Por otro lado, hay algo que me sorprende un poco cuando leo opiniones sobre su obra, especialmente las que provienen de escritores argentinos: no lo valoran mucho. En este sentido, no sé qué opinar, tal vez lo he leído poco, no sé.

Trenzas dijo...

fractal; ya sé que te gusta el tema ciencias-letras. Recuerdo posts tuyos poniéndolo de relieve.
No sabía nada de la parte científica de Sábato, pero recuerdo una entrevista en que manifestaba su admiración por Joan Miró, creo, y habló un poco acerca de su pintura. No debió ser mucho, porque recordaría más datos.
Sábato está injustamente obviado y creo que es porque no se ajusta al patrón que del escritor hispanoamericano se formó, cuando el "boom" de esa literatura. En comparación con los Vargas Llosa, Carpentier, Asturias, Cortázar, Paz, y tantos otros, su manera de escribir es bastante clásica.
Me parece que todos compramos aquellos autores autores nuevos, con la disposición de ánimo de que "debían" ser diferentes a lo que, hasta ese momento, habíamos estado leyendo. Un lenguaje nuevo, con palabras y giros que nos refrescaban la memoria histórica; como cuando conoces a un pariente lejano y le enseñas el album de fotos y te das cuenta de que sí, de que es tu pariente porque sabe casi lo mismo que tú de la familia. Pero trae y se lleva, noticias y saberes nuevos.
En Sábato no es tan evidente esa diferencia. Pero "El Túnel" y el "Informe para ciegos" por ejemplo, son dos muestras de una estupenda manera de escribir.
Abrazos, que me tengo que ir a trabajar :(

Liter-1 dijo...

Me leí el libro de cabo a rabo. Debo decir que a mí Sábato me gusta. Sus libros son interesantes.

Este en particular está subrayado, las páginas señaladas, en fín, es una referencia siempre.

MIB dijo...

Leí el libro hace unos 5 años... y me cautivaron varios fragmentos.. .una pena que no lo tengo aquí a mano... son estos los momentos en que dices... por qué no tengo mis libros conmigo!??! Me gustaría leerlo hoy... quizá con otros ojos...
Sabato es un grande.. y así se lo estudia en la escuela, al menos en la mía, es probable que no esté muy valorado por otros escritores, no he leído muchas opiniones al respecto... pero lo mismo pasa con otros grandes... a mí me basta con las 3 obras que menciona trenzas... El túnel, Informe para ciegos, y El escritor y sus fantasmas.. es lo único que leí.. Ahhh no! me olvidaba de uno ESPECTACULAR! creo que se llama Dialogos entre Broges y Sabato! una delicia! lo leyeron!? Ahí me enteré del lado científico de Sabato... y puedes notar la esencia de los personajes en sus palabras... es altamente recomendable...

Bueno.. buen fin de año para las 3 que arriba escriben!

Besos fractales en geranios musicales!

apa siau! ;o)

Trenzas dijo...

Liter-1; a mi también me gusta y es el primero de los libros que leí que hablaban del "escritor y sus fantasmas" título adecuado donde los haya :)
Luego, he encontrado muchos más escritores que aconsejan o divagan sobre el hecho de escribir. Carver, Quiroga, Cortázar, Yourcenar...
Decálogos y normas; inspiración o trabajo. Y todos me servirían, en mayor o menor medida.
Pero este fue el primero y le tengo un particular cariño.
Contenta de verte, amiga.

Trenzas dijo...

MIB; si, niña; lo primero es cuidarse y luego se pueden hacer otras cosas, como andar visitando patios con geranios :)
Los Diálogos entre Borges y Sábato lo leí hace bastante ya. LO que más recuerdo es uan referencia al "Martin Fierro" , porque acababa de leer ese libro y sé que me asombró la idea que daban del protagonista. Yo lo ví cómo un héroe y ellos más bien como un traidor :)
Claro que yo era más joven que ellos dos, y me gustaba la idea del héroe :)
Feliz año, preciosa.

Liter-3 dijo...

Como decíamos ayer...
...jeje, todo sigue igual, verdad? pues seguimos

Para mí también "El escritor y sus fantasmas" fue un libro de iniciación. Recuerdo perfectamente el día que lo compré. Fue en la librería "Ánfora y delfín", de Barcelona; luego me senté en un bar de la Plaza Francesc Macià, "La Oca", y empecé a leerlo allí. Qué literario suena, verdad? Bueno, son anécdotas que recuerdo ahora, al leer vuestros comentarios, y que me gusta recuperar.


Apa, bona nit!

Trenzas dijo...

liter-3; y ya es día 2 y nada ha cambiado :)
Me suena mucho esa impaciencia lectora. Aquí, había una librería muy grande, con una estructura interna como las muy antiguas, con altillos, pasillos y recovecos. Para llegar a la sección de Poesía, había que subir 4 o 5 escalones, luego unos tres metros de estantes y podías bajar por el lado contrario; como un balcón con escaleras de incendios :DD
Total, que yo llegaba, elegía y me sentaba en las escaleritas aquellas a hacer una primera lectura. Me gustaba leer allí, con tantísimos libros alrededor y en la intimidad de aquel balconcito poético por el apenas nadie transitaba. Las horas se pasaban volando.
Sigo viendo a la dueña, Núria, porque vive en el mismo rellano que una paciente a la que visito a diario y siempre me saluda diciendo: ¿Qué tal esas lecturas..?

Liter-3 dijo...

visitar? paciente? ay! no respondas si no quieres, pero me ha dado un ataque de curiosidad.
Sorry...

Trenzas dijo...

Mientras no te den ataques peores, no pasa nada... :)
Soy asistente sanitario geriátrico y también asistente a la muerte. Eso significa, grosso modo, que sólo trabajo con enfermos ancianos y terminales, que están en sus domicilios, pero que necesitan curas y atenciones especiales. Y me quedo con ellos y sus familias, hasta que deciden dejarnos. No siempre estoy presente, claro. Los que tengo asignados, me tienen siempre disponible, si no es que estoy atendiendo a otro.
Es un trabajo que consume, porque tanto dolor, a veces te quema el alma. Y otras veces, te la quema el poco cariño que reciben, y otras...
En fin, eso: un trabajo duro, que no cambiaría por ningún otro.
De ahí que necesite a la cabra :DDD