09 diciembre 2006

Manuel Rivas

La lengua de las Mariposas
*
Incluido en su libro de cuentos "¿Qué me quieres, amor?"
*
(fragmento)
*
"¿Qué hay, Pardal? Espero que por fin este año podamos ver la lengua de las mariposas"
El maestro aguardaba desde hacía tiempo que les enviasen un microscopio a los de la Instrucción Pública. Tanto nos hablaba de cómo se agrandaban las cosas menudas e invisibles por aquel aparato que los niños llegábamos a verlas de verdad, como si sus palabras entusiastas tuviesen el efecto de poderosas lentes.
"La lengua de las mariposas es una trompa enroscada como un muelle de reloj. Si hay una flor que la atrae, la desenrolla y la mete en el cáliz para chupar. Cuando lleváis el dedo humedecido a un tarro de azúcar, ¿a que sentís ya el dulce en la boca como si la yema fuese la punta de la lengua? Pues así es la lengua de la mariposa"
Y entonces todos teníamos envidia de las mariposas. Qué maravilla. ir por el mundo volando, con esos trajes de fiesta, y parar en flores como tabernas con barriles llenos de almíbar.
Yo quería mucho a aquel maestro. Al principio, mis padres no podían creerlo. Quiero decir que no podían entender cómo yo quería a mi maestro. Cuando era un pequeñajo, la escuela era una amenaza terrible. Una palabra que se blandía en el aire como una vara de mimbre.
"¡Ya verás cuando vayas a la escuela!"
Dos de mis tíos, como muchos oros jóvenes, habían emigrado a América para no ir de quintos a la guerra de Marruecos. Pues bien, yo también soñaba con ir a América para no ir a la escuela. De hecho, había historias de niños que huían al monte para evitar aquel suplicio. Aparecían a los dos o tres días, ateridos y sin habla, como desertores del Barranco del Lobo.

5 comentarios:

Liter-3 dijo...

Hola Trenzas,
Que bonito texto! No he leído el libro pero si he visto la película, con F. Fernán-Gomez en el papel de maestro, tan genial como siempre; me encantó, de principio a fin: el argumento, los personajes, el entorno, los diálogos, la trama; el final que me dejó consternada, y me atrapó de forma absoluta.

"Nunca vi la lengua de las mariposas pero sí oí el lenguaje de aquel hombre..." pensó el niño. Las utopías sirven de zanahoria para que todos podamos correr hacia adelante.
Uy! el tema es una lanzadera para mi!!

Trenzas dijo...

Hola, liter..! ¡Ah, sí..! Madrid "sabe" bien. Te confieso que mi ideal de vida se limita a un pueblo de quinientas almas, mejor menos que más, rodeado de montañas, a poder ser llenas de fósiles y animalitos vivos, donde perderse hasta el fin de los tiempos, sin atascos, sirenas, gente empujando, metros ni autobuses.
Con línea ADSL, eso sí :DDD
Pero reconozco que Madrid tira un poquito de mí. Un año de éstos, voy a tener que acercarme a ver cuánto ha cambiado.
McCourt; debes conocerlo. Se hizo uan película con su novela de mayor éxito "Las cenizas de Ángela"
La pelícual define muy bien el relato. Se ajusta casi exactamente, lo cual es de agradecer, vistas algunas versiones que los autores permiten hacer de sus novelas.
Abrazos, amiga

Trenzas dijo...

¡Uys..! El ultimo párrafo se refiere a "La lengua de las Mariposas", no a la novela de McCourt, que es mucho más difícil de adaptar, por su extensión, supongo.

Liter-3 dijo...

Entonces te gustaría vivir donde yo vivo, un pueblito tal como el que has descrito, sólo que por la noche las quinientas almas se convierten en cinco mil!!! Siempre fui muy urbana, pero con el tiempo me he convertido en un animalillo de campo, y ahora, de aquí no me mueve nada ni nadie, por lo menos voluntariamente, claro.

Estas fiestas me regalaré un McCourt. ¿Podrías recomendarme alguno?

Trenzas dijo...

¡Que envidia...!!! Mi hermano se burla de mí diciéndome que soy "más de campo que las amapolas" o que San Isidro, según :)
Cosa que cuesta entender siendo como es toda mi familia capitalina. O de Barcelona (Ramblas) o de Madrid (Princesa) es decir, del cogollo :)
Bueno; McCourt. Este año ganó el Pulitzer. Su libro más reciente, que no he leido, es "Teacher Man" , pero creo que para conocerle lo mejor es empezar por el principio y eso es "Las cenizas de Ángela" y su continuación "Lo es" . No es que tengan que leerse como primera y segunda parte, pero la primera es su infancia y la segunda la salida de ella.
El primero es mucho mejor, según mi parecer; es más sentido, más "auténtico".
Dales un vistazo en la librería. Más tarde, o mañana por la tarde, te tecleo algún bocadito aquí. Poco, para no quitar emoción :)
A recordar que McCourt, es neoyorquino pero de primera generación.
Mira este enlace y dime si no tiene una cara de irlandés que tumba :)
http://www.albany.edu/writers-inst/mccourt.html
Hasta luego..!