28 diciembre 2006

Félix María de Samaniego

El jardín de Venus
*
La paga adelantada
*

Una soltera muy escrupulosa
casarse rehusaba,
y decía a su madre que pensaba
que hacer la mala cosa
aun después de casada era pecado.

Un bigardón del caso fue informado,
y, habiéndose en la casa introducido
y hallándose querido,
pidió a la niña luego en casamiento.

Ella el consentimiento
dio con la condición de que tres veces
en la primera noche se lo haría
por ponerla al corriente, y seguiría
luego una sola vez todos los meses.

Hízose al fin la boda
y, en la noche ya llegado el plazo,
la muchacha tres veces, brazo a brazo,
sufrió, sin menearse, la acción toda.

Concluyó el fuerte mozo su trabajo
y durmióse cansado; ella, impaciente,
andaba impertinente
volviéndose de arriba para abajo,
hasta que él acabó por despertarse
y huraño dijo: -¡Hay tal cosquillería,
que por dos veces ya me has despertado!

Y ella exclamó, acabando de arrimarse:

-¿Me quieres dar un mes adelantado?

_______________________________
Esto no son, exactamente, las "Fábulas Morales" del autor. He puesto la más comedida y menos explícita de las fábulas que componen este libro, poco conocido, en las que Samaniego da rienda suelta a su imaginación calenturienta. Y nunca mejor dicho :)

2 comentarios:

fractal-para-cual dijo...

Pobrecito, lo va a matar a adelantos ella, la muy escrupulosa...!!!

Trenzas dijo...

Es un libro curioso, teniendo en cuenta los motivos por los que es famoso. No creo que esto, se lo leyera a sus discípulos para edificarles moralmente :)